EL SORTEO AL COMPRADOR DEJA 3.000 € EN LOS COMERCIOS DE SANSE

El Sorteo al Comprador, organizado por ANOME, ha hecho felices a dos vecinas de San Sebastián de los Reyes, que no se esperaban recibir esta mañana la llamada que les anunciaban que habían sido las agraciadas en este concurso, enmarcado dentro de la Campaña de Dinamización del Comercio Urbano, que organiza la Asociación Norte de Mujeres Empresarias, ANOME, junto a la Asociación de Empresarios de la Zona Norte de Madrid, ACENOMA, el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, la Cámara de Comercio de Madrid y la Comunidad de Madrid.

Este año el Sorteo al Comprador ha tenido una novedad importante: se han otorgado dos premios, uno de 1.000 euros y otro de 2.000 euros para gastar en los comercios de la localidad durante el día de hoy. Gema Aguado ha obtenido el premio de 2.000 euros, con la papeleta que depositó en la Floristería Vicky, y Raquel Pulido la ganadora del premio de 1.000 euros, con la papeleta que jugó en la Papelería Merchus.

El Sorteo ha contado con la presencia del presidente de Acenoma, Miguel Ángel Rivero, la presidenta de ANOME, Juana Blanco, la concejala de comercio, Mª José Esteban, y un representante de la Cámara de Comercio de Alcobendas, Ignacio Cabrera.

Gema y Raquel, que han manifestado no “esperárselo, además de haberse llevado una alegría enorme”, tienen todo el día de hoy para gastarse los 2.000 y 1.000 euros respectivamente del importe del premio, entre los comercios del municipio, con un límite máximo de 300 euros por comercio.

Con esta iniciativa, lo que se pretende es “dinamizar el comercio de San Sebastián de los Reyes e impulsar las compras en este tipo de establecimientos, más cercanos y especializados, frente a las grandes superficies”.

Este año se han distribuido unas 150.000 papeletas, de las que se han jugado unas 100.000, logrando duplicar la participación con respecto al pasado año. Alrededor de 25.000 consumidores han participado en este sorteo, ya consolidado en el municipio.

En lo que va de mañana, las premiadas ya han consumido en numerosos comercios de la localidad, entre los que han adquirido ropa, videojuegos, y calzado, entre otros.